El Salvador – De las elecciones a las traiciones

Por Federico Calderón N.

Estudiante de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales
Ave Maria University – Latin American Campus

El Salvador, el tantas veces llamado “El pulgarcito de América” y no es en vano, ya que la extensión territorial debería permitir a las personas encargadas de la administración del estado un mejor manejo de este. Sabemos que no es así, y  uno de los factores a tomarse en cuenta es la alta tasa de densidad poblacional (296 hab/km2) según el último censo realizado en Junio del 2011 por el Ministerio de Gobernación.

Es de esta misma administración de los bienes del estado de la que hago referencia en este artículo, específicamente en los comicios de Marzo del 2009, en los cuales el rumbo del país dio un “giro” diferente que marcaria historia después de 20 años.  Este famoso “giro” que daría nuestro país, se lo deberíamos al creador de la famosa frase “Culpa de los 20 años de ARENA”, Carlos Mauricio Funes Cartagena.

Mauricio Funes (FMLN) fue elegido presidente en el 2009, el partido por el cual corría, es de una “ideología”  izquierdista. Gracias a esto, el país cambio el rumbo de su administración, los salvadoreños queríamos un cambio, estábamos cansados de tantos abusos, del alza de homicidios en aumento cada día, del crecimiento de la delincuencia a la sombra del narcotráfico, estábamos cansados de la súper, mega  “mano dura” que nunca llego.   La administración de estos 20 años se enfrasco en difundir las políticas de su gobierno en comunión con las del partido usando al aparato estatal para este fin y en atacar a la oposición, una oposición que llegaría por primera vez al poder ejecutivo y plasmaría su ideología como motor de los proyectos a realizarse.

El Gobierno del presidente Funes, nos hizo creer en el verdadero cambio que necesitaba el país, nos hizo creer que tal vez con la ideología de su partido y con él a la cabeza de la nación, El Salvador seria un gigante en Centroamérica. Es aquí donde viene lo interesante, Desde que Mauricio Funes, era candidato, estampó distancia con el partido con quien se afilió. La distancia persistentemente ha estado presente entre ambos actores políticos pero el  7 de noviembre 2010 la dimisión de uno de los funcionarios más representativos del gobierno agrandó la tensión entre ellos.  La renuncia del ministro de seguridad deja en claro que el rol que el presidente comandaba, no iba acorde a los principios y funciones concernientes al ministro. Funes en muchos repetidos discursos ha dejado en claro el rol de la fuerza armada en la lucha contra el crimen organizado, las extorsiones  el narcotráfico y tantas variables de esta índole que trastornan y deforman el flujo socio-económico de nuestro país.

Una de las mas remarcables experiencias entre las cuales pueden quedar en claro estas diferencias es que en el 2009 cuando Mauricio era candidato, el en sus discursos dejaba planteado que él creía en un sistema económico de libre mercado, mientras que el FMLN,  estaba comprometido con el socialismo, un sistema ubicado a la izquierda de esa economía social de mercado.

Otro ejemplo de las grandes traiciones de Funes es, que mientras el FMLN ha intentando regular y limitar el mercado –techando intereses, suspendiendo cobros de las empresas de telefonía, apoyando ley para subsidiar viviendas, el presidente observa este tipo de leyes. Si para el presidente no es de mayor trascendencia lo que el partido que lo llevo al poder intente realizar o las medidas que este tome, el sistema partido/candidato se vuelve una alienación del pensamiento egoísta.  Por medio de su persona y no actuando en nombre del partido, Mauricio Funes ha creado programas sociales en los cuales como resultado se da el crédito a beneficio personal, aun cuando estas ideas fueron implementadas por su equipo de trabajo en las épocas de campaña.

Independientemente de las traiciones y las actuaciones de novela que generalmente estamos como Latinos inmersas a ver, este prototipo de relación siempre genera un lazo simbiótico. Ambos se necesitan, es una relación de dos. Según el analítico político Carlos Rosales, “A Funes no le conviene continuar gobernando sin partido, dada la hostilidad inexplicable de ARENA en su contra. Y al FMLN no le conviene porque entonces se acaba el efecto demostrativo de que pueden gobernar con moderación y responsabilidad, tema muy importante para el segmento del voto indeciso”. Es una relación en la cual si uno se deja el otro se pierde, ambos se requieren para seguir subsistiendo.

Consecuentemente esto llevara a que muchos otros partidos, incluyendo el mismo FMLN revisen sus propuestas electorales y sus candidatos para tener esa coherencia necesaria dentro del margen pre y post elecciones y así asegurarse de que una traición, nivel Mauricio Funes no ocurra.

7

One thought on “El Salvador – De las elecciones a las traiciones

  1. Demasiada pesimista tu posición, si bien tiene cierto errores esta gobernación, pero es bueno recalcar que ha sido el único, en mas de 25 años, que se ha preocupado verdaderamente por lo social

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s